Disculpe las faltas de ortografía

Hoy planteamos una breve reflexión sobre los mensajes que enviamos a través de teléfonos móviles o dispositivos similares. Cuando nos comunicamos a través de estos aparatos, ¿son admisibles errores en la ortografía o en la redacción?

La reflexión viene a partir de este mensaje, recibido un día cualquiera en una oficina cualquiera. Lo que importa no es el contenido, sino lo que aparece al final. 


Después del mensaje se incluye un texto, parece que configurado para que aparezca por defecto, en el que no solo se informa de que el mensaje se ha mandado "desde un dispositivo móvil", sino que también se ruega que "disculpemos las faltas de ortografía".


La cuestión es, ¿realmente hay que disculpar las faltas de ortografía por el hecho de haber enviado el mensaje desde un teléfono móvil? ¿Es que acaso no tendríamos que poner el mismo cuidado cuando escribimos en papel, en un ordenador o en un smartphone? A juzgar por lo que dice este mensaje, la respuesta es no. Es más, con un aviso así se da por sentado que vamos a tener cierta relajación a la hora de escribir y ya se pide perdón, incluso por adelantado, por los errores que podamos cometer. 

En mi opinión, cuidar nuestra forma de comunicarnos siempre es importante, independientemente del medio que utilicemos para expresarnos. El hecho de usar un smartphone o un correo electrónico no implica que debamos poner menos atención al escribir. 

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Creéis que tiene sentido el mensaje de "disculpar las faltas de ortografía" cuando enviamos correos formales mediante un teléfono móvil?

2 comentarios:

Mimo dijo...

Teniendo en cuenta que los móviles permiten incorporar todos los caracteres, con sus tildes, sus mayúsculas, etc., no le veo mucho sentido. Es cuestión de ponerle un poquito de interés. Y más si es un mensaje enviado en el ámbito laboral! otra cosa es que sea entre amigos, donde sí me parece más aceptable.

Marta G dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Mimo. ¡Gracias por tu comentario!